Associació de Sant Jordi

Fiesta de Moros y Cristianos de Alcoy

Picadilly Circus, pieza obligada del Premi Sant Jordi de bandas

h

La marcha cristiana Picadilly Circus, de Josep Vicent Egea, es la pieza obligada que deberán interpretar las tres bandas participantes en el segundo Premi Sant Jordi de interpretación de música festera. La obra del compositor contestano se adjudicó en 1991 el premio de composición de la Asociación de San Jorge. Fue una pieza que rompió “cualquier molde creado, fusionando el carácter marcial de la marcha con un lenguaje armónico-melódico de clara influencia jazzística y con ciertos tintes de música tradicional americana”, ha escrito José Rafael Pascual, actual director de las bandas municipales de Bilbao y Barcelona.

La pieza sonará en tres ocasiones el próximo 29 de septiembre en el teatro Calderón de Alcoy. Será la segunda obra que interpretarán las tres bandas participantes. Según el sorteo celebrado el pasado julio, el orden de actuación lo abrirá el Centre Artístic Cultural Verge de la Pau d’Agost, le seguirá la Agrupación Musical de Manuel y cerrará la Agrupació Musical La Nova de Banyeres de Mariola.

Las tres bandas abrirán su intervención, tras el pasacalle previo, con un pasodoble de presentación y acabarán con una marcha mora de libre elección. La banda ganadora obtendrá un premio de 4.000 euros. El segundo premio está dotado de 2.500 euros, mientras que el tercero ofrecerá 1.500 euros. En total, 8.000 euros en premios para distinguir a las mejores bandas de música de Moros y Cristianos de la Comunidad Valenciana.

En el tiempo de deliberación del jurado ofrecerá un recital la Corporación Musical Primitiva de Alcoy, dirigida por Àngel Lluis Ferrando. Interpretará los pasodobles Krouger y A la guerra, de Camilo Pérez Laporta, la marcha mora Moros i Cristians, de Camilo Pérez Monllor, y el poema sinfónico de Gonzalo Blanes La despedida de Abú-Abdalà.